Por Corresponsalía

Por Corresponsalía

El municipio lo anunció para disponerlo en 19 de los 24 barrios, ante los reclamos por inseguridad existentes. Cada sirena podrá ser activada por unos 20 vecinos con disparadores inhalámbricos. Río Tercero. El municipio de Río Tercero empezó a instrumentar un sistema de alarmas comunitarias, en algunos barrios, ante la demanda de vecinos por mayor seguridad. Por estos días, están en marcha las primeras experiencias. El director de Defensa Civil, Diego Carinci, comentó que cada aparato cuenta con 20 controles remotos tipo llaveros, que activarán los vecinos si consideran necesario. Entonces, cada familia en los sectores cubiertos por cada sirena, tendrá la custodia de un control para activarla, en caso de sospecha o evidencia de una situación de inseguridad. La sirena se activa por 40 segundos y luego se puede volver a disparar si el vecino lo considera. Se prevé que al activarse, avise a la Policía. Se estima que cada sirena alertará a unas 300 familias o viviendas. El sonido es bastante llamativo, y se espera que cumpla el efecto de disuadir a eventuales delincuentes. Carinci explicó que buena parte de la ciudad estará este año alcanzada por este sistema, al que denominó Prevención Participativa, Comunitaria y Solidaria. Se instalarán 30 alarmas en 19 barrios (de los 24 existentes). La idea es que el sistema se use en casos de “que se sospeche que se esté registrando un robo, que haya un sospechoso, que se evidencie algún maltrato familiar, que se registre un incendio o que alguien necesite una ambulancia en una emergencia”. Destacó que las bocinas estarán dentro de una caja (de 25 por 12 centímetros) colocada con protección en un poste de luz o algún techo, difícil de detectar, y operan de manera inalámbrica. Deberá estar enchufada a la corriente eléctrica y cuando se active -dijo Carinci- el alcance del sonido será de 200 metros. Mientras, el control remoto se puede usar a una distancia de hasta 150 metros, por lo que la alarma se debe ubicar a mitad de cuadra, según explicó.

El responsable de Defensa Civil destacó que el plan prevé la capacitación, que ya comenzó, a unos 600 vecinos. Y destacó que el éxito del sistema dependerá de “la confianza y los lazos de los vecinos que adoptan una actitud para realizar en forma conjunta acciones de prevención”. El plan prevé que el vecino que tenga el llavero pueda activar la alarma y el que no lo tenga pueda llamar telefónicamente a cualquier otro que disponga del control para que se active ante una emergencia. Por su parte, el director de Asuntos Vecinales, Rafael Prado, contó que la inversión prevista para este sistema es de 180 mil pesos. Hace unos 15 años, en Río Tercero se impulsó un sistema de alarmas comunitarias. En algunos sectores barriales llegó a instalarse. En ese caso, cada vecino dispuesto a colaborar debía comprar la alarma, de bajo precio, que disponía de una bocina y era alimentada a energía eléctrica. Varias familias se sumaron pero no fue masivo y con el tiempo el sistema perdió fuerza. En esa experiencia, a diferencia de la actual, la Policía lo promovía. En este proyecto es el municipio el que lo plantea. Fuente: Diario LA VOZ DEL INTERIOR. Martes, 03 de Abril, 2014. Córdoba, Argentina.

Categories: Sin categoría

Comments are closed.

  • UIM